Determinantes Digitales de la Salud

La Influencia de la Tecnología en la Equidad de la Salud

Nunca antes en la historia la innovación ha ofrecido la promesa de tanto a tantos en tan poco tiempoBill Gates


Los determinantes sociales de la salud y los determinantes digitales de la salud son conceptos que reconocen la influencia de factores no médicos en la salud de las personas. Aunque están interrelacionados, se centran en diferentes aspectos del entorno y la sociedad.


Los determinantes sociales de la salud son las condiciones en las que las personas nacen, crecen, viven, trabajan y envejecen. Incluyen factores económicos como los ingresos, nivel de empleo, seguridad económica; educación como su acceso, calidad y nivel educativo alcanzado; ambiente físico en la vivienda, vecindarios, disponibilidad de alimentos saludables, exposición a toxinas; social y comunitario como las redes de apoyo social, integración comunitaria, discriminación y estigma; acceso a sistemas de salud como la disponibilidad y calidad de atención médica, seguros de salud. 


Estos factores tienen un impacto profundo en la salud y el bienestar, y las diferencias en los determinantes sociales de la salud pueden conducir a desigualdades en salud entre diferentes poblaciones.


Los determinantes digitales de la salud estimados lectores, es un término más reciente que se refiere a cómo y en qué medida las personas tienen acceso y capacidad para usar tecnologías digitales para gestionar su salud. Incluyen factores como el acceso a la acceso a la tecnología, disponibilidad de dispositivos como smartphones, computadoras y acceso a internet; alfabetización digital, habilidades para utilizar efectivamente la tecnología digital y comprender la información de salud en línea; diseño y relevancia de contenido, la disponibilidad de aplicaciones de salud y contenido en línea que sea pertinente y accesible para diferentes poblaciones; políticas y regulaciones, legislación relacionada con la privacidad de los datos, la telemedicina, el intercambio de información de salud y la ciberseguridad.


Los determinantes digitales pueden ser considerados como una subcategoría dentro de los determinantes sociales, dado que la tecnología y el acceso a ella están profundamente influenciados por factores socioeconómicos. Sin embargo, con la digitalización cada vez más presente en la vida cotidiana y en la gestión de la salud, los determinantes digitales están ganando reconocimiento por su papel específico en la salud y el bienestar de las personas.


Hace unos días Swathinkan Chidambaram del departamento de cirugía del Colegio Imperial de Londres junto con catorce colabores de diversas instituciones de todo el mundo publicaron en la revista “plos digital health”, un estupendo artículo de 14 páginas titulado “An introduction to digital determinants of health” que les quiero delinear en los siguientes párrafos, invitándolos a su lectura completa si están interesados en el tema.


La era digital ha revolucionado innumerables aspectos de nuestra vida cotidiana, y la salud no es una excepción. Los "Determinantes Digitales de la Salud" son un concepto emergente que destaca cómo la tecnología digital está reconfigurando la atención médica y la salud pública. En el corazón de este concepto, se encuentra la premisa de que el acceso a la tecnología, la habilidad para utilizarla y la calidad de la información digital son factores críticos que pueden influir en el bienestar y la equidad en salud de una población.


Los organismos reguladores desempeñan un papel fundamental en este escenario, ya que deben garantizar que las tecnologías digitales sean accesibles e inclusivas. Esto es crucial para evitar lo que se conoce como "pobreza de datos de salud", un fenómeno que se refiere a la falta de datos representativos y suficientes para que todos los sectores de la población se beneficien por igual de las innovaciones en salud.


Un aspecto particularmente delicado es la asimetría de la información en la relación médico-paciente. La adopción prematura de tecnologías puede exacerbar las desigualdades existentes, especialmente si no se promueve una toma de decisiones compartida y bien informada. Las tecnologías de salud digital, que incluyen inteligencia artificial, telemedicina, aplicaciones móviles, medicina de precisión y tecnología robótica, deben ser diseñadas con un enfoque social desde su concepción para asegurar que su impacto sea equitativo y beneficioso para todos.


Uno de los mayores desafíos de la salud digital es el sesgo en los datos de salud. Los conjuntos de datos a menudo subrepresentan a grupos minoritarios, lo que puede conducir a disparidades en los resultados de salud. Esto se conecta con la "Teoría de la Difusión de la Innovación", que sugiere que las tecnologías suelen ser adoptadas primero por aquellos con mayor estatus socioeconómico, creando así barreras en el acceso y la adopción de tecnologías de salud digital para los menos privilegiados.


La "exclusión digital" es otra cara de este problema. Es fundamental reducir estas disparidades para garantizar que la tecnología de salud digital sea un vehículo para la equidad en salud y no un obstáculo. Los esfuerzos para abordar la exclusión digital deben ser parte de una estrategia más amplia que considere las diferencias en el acceso y la alfabetización digital entre diferentes comunidades.


Desde una perspectiva global, la transformación digital de la atención médica requiere planes estratégicos a largo plazo que alineen la salud digital con las prioridades y necesidades de salud de cada país. Esto no solo incluye la implementación de tecnologías, sino también la formación y la infraestructura necesaria para su uso efectivo.


Finalmente, las implicaciones económicas de la exclusión digital son significativas. No abordar estas disparidades puede tener consecuencias económicas adversas para los individuos y las sociedades. Por lo tanto, es imprescindible que las políticas de salud digital se desarrollen dentro de un marco que contemple los procesos políticos, sociales y económicos más amplios.


La importancia de los determinantes digitales de la salud radica en su capacidad para transformar la accesibilidad y la calidad de la atención médica. Al reconocer y abordar los desafíos asociados con la salud digital, podemos trabajar hacia un futuro en el que la tecnología sirva como un puente y no como una barrera para una salud mejor y más equitativa para todos.


Como legislador secretario de la Comisión de Salud, en comunión con mi grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, y en ocasiones con legisladores de otras fuerzas políticas, hemos atendido foros, presentado puntos de acuerdo e iniciativas para establecer de manera positiva los determinantes digitales de la salud, sin descuidar los determinantes sociales, para hacer efectivo el derecho a la salud. En los siguientes meses, este término emergente o novedoso de “Determinantes Digitales de la Salud” será más escuchado y leido.


Liga al periódico el economista



Dr. Éctor Jaime Ramírez Barba 7 de junio de 2024
Compartir
Etiquetas
Nuestros blogs
Archivar
Imaginemos al 2030 la Salud que Merecemos
Periódico AM